Buscar por título o autor
  • 0

Noticias

FERNANDO PESSOA: “SER SIEMPRE EL MISMO Y OTRO”

12 ene. 2017

FERNANDO PESSOA: “SER SIEMPRE EL MISMO Y OTRO”


Categoría: Noticias

Por: Blanca Luz Pulido

“Al final de este día queda lo que quedó de ayer y quedará de mañana: el ansia inacabable e innúmera de ser siempre el mismo y otro”.
Fernando Pessoa, El libro del desasosiego


Una invitación al viaje
por la constelación Pessoa


Ante la presente, monumental antología, preparada, traducida, anotada e introducida por Jerónimo Pizarro y Nicolás Barbosa1, uno no puede menos que pensar en el trabajo, la amorosa paciencia, los años de constancia y empecinamiento que esta empresa ha de haber exigido de sus autores para llegar a la forma tangible que ahora tenemos en nuestras manos: un respetable volumen de casi 500 páginas de letra menuda, donde el lector puede acercarse al luminoso y enigmático Fernando Pessoa, autor mítico y entrañable no sólo de la literatura portuguesa sino universal. Y lo puede hacer confiando en que la seriedad de esta antología lo guiará en el camino del conocimiento y el disfrute de uno de los escritores más complejos y más desconcertantes que han cruzado por este planeta.

Cuando Octavio Paz, en 1965, publicó en su Cuadrivio el ensayo “El desconocido de sí mismo (Fernando Pessoa)” estaba abriendo para nosotros, de este lado del Atlántico, la puerta que iba a desembocar en un interés creciente y aún hoy vivo por conocer, desentrañar e interpretar a este autor múltiple que aún hoy en día nos reserva misterios que, venturosamente, siguen latiendo en sus poemas. La obra de Pessoa, como puede observar el lector en este volumen, simplemente con asomarse al índice o sumario del mismo, se desdobla en varios nombres, que son prismas de sentido y de forma: el Pessoa “ortónimo” (o Pessoa-ipse)”, como afirman los autores en la introducción; a los cuales siguen otras diez secciones del volumen, escritas por el Pessoa “heterónimo”. El libro se organiza así, en once partes en total (hermoso número, impar como las sílabas del endecasílabo): una selección que tuvo que haber presentado innumerables retos, pues elegir algo siempre implica dejar de elegir otra cosa, y hablando de una obra poética tan vasta e iridiscente como la de Fernando António Nogueira Pessoa, el peso de esas decisiones nunca resulta sencillo de asumir.

Los autores decidieron dividir la constelación poética de Pessoa (acertada metáfora, tomada no recuerdo ya de dónde, para hablar de esta obra que es, en sí misma, no una constelación sino un universo) en las siguientes once secciones: I. Fernando Pessoa; II. Alberto Caeiro; III. Ricardo Reis; IV. Álvaro de Campos; V. Poemas ingleses; VI. Fausto; VII. Rubaiyat; VIII. Cuadras; IX. Mensaje; X. Juvenilia y XI. Search y otras figuras. No sin antes incluir, como un empeño de esta calidad y características lo exige, una explicación pormenorizada de los criterios de la selección, sus métodos y sus fines. Por ella sabemos que “esta antología es la primera en reunir, en un solo volumen, una parte de toda la producción poética pessoana, tras cotejar, caso a caso, cada uno de los testimonios textuales de los poemas incluidos, y la primera en no dejar olvidados, o semiolvidados, los versos ingleses y franceses, y libros tan importantes como Rubaiyat y Cuadras, entre otros. Pessoa múltiple es una invitación a leer la poesía pessoana en toda su extensión, variedad y multiplicidad”.

¿Y qué mejor invitación puede tener el lector, ya sea que nunca se haya asomado a esta obra que es muchas obras, o bien que la conozca un poco pero quiera seguir ahondando en ese conocimiento, que este Pessoa plural, que –estoy segura– será, en los años venideros, una referencia en este campo de estudios, por la seriedad y el alcance del trabajo que lo respalda, amén de sus cuidadosas traducciones?

Otro factor que también vale la pena destacar, pues distingue a esta de muchas otras antologías que se han realizado del autor luso, es que se trata de una edición verdaderamente bilingüe en toda la extensión de la palabra; es decir, no sólo los poemas están en ambos idiomas, el portugués original y la traducción al español, sino que el resto de las partes del libro se publican asimismo en ambas lenguas: la presentación, las notas, los diversos índices y la bibliografía. No es un esfuerzo menor, y gracias a él la obra está en verdad dirigida a un público no sólo hispanohablante sino también lusófono. Aunque Pizarro y Barbosa no mencionan esta singularidad de su trabajo, los lectores la agradecemos pues la edición íntegra en portugués nos acerca no sólo más al poeta sino también despliega ante nosotros las distintas formas en que la crítica y la investigación literarias se conciben y se expresan en dos lenguas hermanas pero no idénticas, y percibir esas diferencias nos acerca también a comprender un poco más al “autor de autores que fue Pessoa”.

Dos puntos más me gustaría subrayar: el impecable cuidado de la edición, que se señala más aun por tratarse de una bilingüe, y la inclusión en ella de reproducciones gráficas de materiales que nos transportan a un viaje en el tiempo de la Lisboa de las primeras décadas del siglo pasado: manuscritos y mecanoscritos autógrafos, en la caligrafía a veces rápida, a veces demorada, de su autor, vivas señas de su genio que nos mira en ellas casi cien años después de que las escribiera. Es siempre muy grato encontrar, en medio de ediciones de esta clase, que también se destinaron horas y cuidados para dar su sitio, en medio de la tipografía de cientos de páginas, a estas reminiscencias materiales de escritos y notas varias, extraídas de archivos y bibliotecas, que de pronto nos transmiten directamente una circunstancia, nos hacen imaginar un momento concreto de la vida de su autor que ahora, por la magia de estas páginas que nos entregan la memoria de aquellas otras, llega a nuestra orilla.
Justamente en la sobrevivencia de esos fragmentos-testimonios gráficos de Pessoa, que los autores eligieron para acompañar la edición y proporcionarle un contrapunto visual, encuentro tal vez la respuesta a una de las preguntas que uno de los heterónimos, Alberto Caeiro, formula en el poema XXXIX del ciclo El guardador de rebaños.

El misterio de las cosas, ¿dónde está?
¿Dónde está que no aparece
al menos para mostrarnos que es misterio?


Sobre el tema del misterio, el misterio de este autor que fue múltiple y a la vez desconocido de sí mismo, como dijo Paz, mucho podríamos decir, y miles de páginas se han escrito en varios idiomas sobre ello, mostrando que los 136 autores ficticios que Pessoa llegó a crear ilustran su desbordada, oceánica capacidad de ser a cada minuto, en cada instante, sensación y pensamiento, un escritor distinto pero consciente de esa fragmentación interminable que al mismo tiempo lo atormentaba y lo hechizaba. En el Libro del desasosiego, tan prodigioso como sus poemas, podemos leer este pasaje donde se describe a sí mismo de manera musical:

Mi alma es una orquesta oculta: no sé qué instrumentos tañe o rechina, cuerdas y harpas, timbales y tambores, dentro de mí. Sólo me conozco como sinfonía2.

Y la sinfonía que fue en vida sigue construyendo nuevos movimientos, pues a pesar de que cada lector de Pessoa siempre va eligiendo su propia, íntima antología, las nuevas investigaciones y publicaciones no dejan de despertarnos el ansia de conocerlas, de investigar qué nuevo documento o poema se ha sumado a lo ya conocido, qué nuevas islas se pueden añadir al continente ya trabajado y poblado desde hace algunas décadas tan abundantemente, pero que, sin embargo, nos siguen sorprendiendo, y se incorporarán a esa selección íntima e intransferible que investigaciones como la presente pueden llegar a modificar, enriqueciéndola. Es el caso, por lo menos para mí, del poema Se recordo quem fui, outrem me vejo (Si recuerdo quien fui, me veo otro), en la sección del libro correspondiente a Ricardo Reis:

Si recuerdo quien fui, me veo otro,
en el pasado, presente del recuerdo.
Me siento como en un sueño
pero solamente un sueño.
Y la saudade que mi mente aflige
no es mía ni del pasado vivido,
sino de aquel que habito
detrás de los ojos ciegos.
Nada, salvo el instante, me conoce.
Mi recuerdo mismo es nada, y siento
que quien soy y los que fui
son sueños diferentes.

El sueño y la vida, el pensamiento que se vuelve sensación y la sensación pensamiento… estos y otros misterios no se revelan nunca con la lectura ni la relectura de la obra pessoana: en realidad, se profundizam, se problematizan, se vuelven caleidoscópicos, pendulares, multifocales, vastos y hondos como las personalidades literarias que creó.

Quien mucho ha estudiado la constelación Pessoa, el gran hombre de letras Eduardo Lourenço. Afirma, en su libro Pessoa Revisitado, que no existe verdaderamente un puente fácil de transitar entre la multitud de heterónimos, y que el “drama en gente” que planteó sigue sin ser un territorio donde reine la paz. Pessoa, dice Lourenço, “fue todas sus máscaras y con ellas atravesó la puerta de los límites, desde donde, sin ellas, nos mira irónica y dolorosamente. Su contraseña ante esos dioses que tanto invocó para invocarse fue también una palabra arrancada a la tierra de indecisión de su alma, homenaje definitivo al ‘todo o nada’ de ese misterio de existir al que sacrificó, como nadie, la vigilia inmortal de su espíritu”3.

En permanente bifurcación, Pessoa es para mí, para muchos de nosotros, creo, una especie de espíritu tutelar, por la intensidad de una búsqueda que nunca dio por terminada. Un verso suyo para concluir estas breves e incompletas notas, que sólo quieren invitar al lector a que descubra por sí mismo su obra, sin temor a extraviarse pues siempre encontrará riquezas en el extravío de este gran poeta:

“El único misterio es que haya alguien que piense en el misterio”.

 


[1] Jerónimo Pizarro y Nicolás Barbosa, Pessoa múltiple. Antología bilingüe, Fondo de Cultura Económica/Camões, Instituto da Cooperação e da Língua de Portugal, Bogotá, 2016, 495 pp.

[2] Fernando Pessoa, Libro del desasosiego, trad. de Ángel Crespo, Seix Barral, Biblioteca Breve, 2ª. ed., Barcelona, 1984, p. 47.

[3] Eduardo Lourenço, Pessoa revisitado, Gradiva, Lisboa, 2000, p, 193.

 

 

 

Número de visitas: 1321
0 Comentarios
Calificación:
5.0

Tags:

Por favor ingrese su usuario o regístrese para hacer un comentario.

«noviembre de 2017»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
303112345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930123
45678910
Derechos Reservados © Fondo de Cultura Económica Colombia 2017
Powered by: giro360